La prohibición

Ocho con ocho - La prohibición

Luis Ramón Carazo

Paradójicamente, en un país que recién se precia de ser libre  y demócrata se habla de la prohibición de las corridas de toros como si ello no significara, mutilar precisamente esas libertades  y atropellar el derecho de cada ciudadano, o de cada grupo, mayoritario o minoritario, a que se le respeten sus gustos, sus creencias, sus aficiones.

Una vez más, los toros se debaten en una crisis de subsistencia en el Distrito Federal  y hay varias cuestiones que me gustaría precisar.

Leer más...

Cuatro Caminos

Ocho con Ocho - Cuatro Caminos

Luis Ramón Carazo

Los toros de Cuatro Caminos  bien presentados de encaste Rancho Seco, San Mateo y Santa Coloma fueron extraordinaria materia prima para cerrar la triunfal Temporada Grande 2011-2012 con gran calidad en la embestida la mayoría, con codicia en la embestida, particularmente el quinto de la tarde, Conchito de nombre, en reconocimiento a Concho que maneja el ganado de lidia en la México y para los que lo desconocen, único esquiador en tierra cuando de aplanar el ruedo se trata al montar sobre un madero que va con una cuerda tirada por la camioneta.

Leer más...

"Toros y Toreros"

Ocho con ocho

Luis Ramón Carazo

El 11 de diciembre de 1972,  con la conducción de Julio Téllez haciendo pareja con el inolvidable doctor Pablo Pérez y Fuentes quién también fue juez de plaza en la Plaza México, el canal 11 empezó la transmisión del programa de Toros y Toreros teniendo como padrino en el estudio el canal  a Pepe Alameda, quién por aquellos años conducía  su célebre programa Brindis Taurino que pasaba por el  Canal 4 a las 11 de la noche.

Leer más...

Desde México lindo y querido

Cristina Padín

México enamora el alma y emociona las sensaciones. El país es aroma y color, generosidad y hermosura. Tequila y mariachi. Y toreo. México ama la Fiesta, la embellece, la protege y la mima. Respeta a los Maestros con reverencia, educaciòn y nobleza.

Ver corridas de toros en México es impresionante. Esos oles tan largos y llenos de sentimiento. Esa entrega. Ese amor por la tauromaquia. Apreciar en España el buen hacer de los diestros mexicanos es muy grato. México y España en danza bella. En divina comunión, unidos por el arte de la seda rosa y de la franela roja.

Leer más...

Spínola arrebató "Oreja de Plata" a "El Juli"

Spínola arrebató "Oreja de Plata" a "El Juli"

Por Luis Hernández

El corte del rabo 127 no es obra de la casualidad, sino un estímulo a todo un reto que representa ponerle la panza al toro a lo largo de 15 años, batallados para mantener un prestigio en los carteles de la plaza México.

Leer más...

¡En hombros!

Ocho con Ocho - ¡En hombros!

Luis Ramón Carazo

Se trataba de un día especial; uno de esos días en que los aficionados regresan a casa y platican orgullosos cada que se les pregunta, “yo estuve ahí” a pesar del frío y que se presagiaba lluvia dirán, no me podía perder la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza, es el mejor rejoneador en la historia del toreo y llevan razón.

Leer más...

Yo fui antitaurino

Julio Sanmiguel

Tengo que hacer una terrible confesión: yo fui antitaurino.

Es cierto, a mis quince años fui a una protesta anti taurina por primera vez, y empecé a convertirme con el tiempo en activista antitaurino. La correría duró un año (pues luego dejó de interesarme la anti tauromaquia), y ahora tengo 23, y llevo dos años amando a la Tauromaquia.
Pero escribo para contar lo que sé, lo que viví, lo que desaprendí en el año en que, presa de mi adolescencia, odié a morir a las corridas de toros.

Leer más...

Los años viejos del embudo

Los años viejos del embudo

Bardo de la Taurina

Hay conmemoraciones de las que uno no debe sustraerse  y si reparar en ellas  como la del 5 de Febrero, que para el ‘Embudo Monumental’ empezó a agarrar fama en el año de 1946 que es la fecha en que un arzobispo roció con agua bendita el albero de la Plaza México, que es la fecha  de bautizo cuando lo que se debió de haber hecho, es alumbrarla con un fogonazo agaveño en ‘Cuernito Tequilero’  el caso es que lo dejo listo para que en su arena, en sus tendidos, en sus entrañas, en sus alrededores y en el entorno que la rodea se empezaran a tramar una serie de historias en las que ha habido de todos colores, dimensiones, direcciones o sea buenas, regulares y malas, muchas de las cuales están mas trilladas o aplaudidas cual corresponde a una señorona de 66 años que ha sido violada, maltratada, injuriada pero que también ha vivido las mieles del orgasmo y ahí sigue abriéndole el túnel a lo que venga, y  por eso  en esta fecha   la melcocha  se desbordara en halagos que irán de lo cursi a lo falso, por que así son los tiempos del arribismo, la lambisconería, la miopía, la ignorancia, el engaño, el acomodo, el ocultismo, el influyentismo y por eso la incoherencia permea por todos los rincones y  ahí seguirá como el salitre carcomiendo sin beneficio alguno y ante eso uno se preguntaría ¿hay algo que celebrar en esta fecha?  ¡Pues claro que sí! porque en el ruedo un hombre se juega la vida en mayor o menor medida y por ese hecho hay que aplaudir el trascender en algunos casos y en otros el arañar con enjundia la búsqueda de un sitio sólido de toreros presentes, los que midiéndolos con el rasero de la verdad en casos particulares tienen valía indiscutible, soltar nombres de toreadores actuales seria justo y no hacerlo seria injusto, pero permítaseme antes un reconocimiento y solidaridad a los que están sufriendo la relegación  de no tener cupo en el ‘Embudo de cemento’ y los cuales  llevan los nombres de Jerónimo y Arturo Macias matadores ambos dos a la par juntos,  que poseen virtudes diferentes pero gustativas  del público capitalino, Jerónimo es el estandarte del arte de la mexicanidad  hecha toreria y Arturo Macias paladín del valor, la entrega, la alegría y el espíritu indomable, a ellos se suman los que están dando la batalla de una forma u otra pero que hasta este momento sobresalen por el grueso de coletudos y que van en el tren de la alegoría viajando en primera a la vera del maestro ‘Zotoluco’ que impone antigüedad, jerarquía, respeto y luego  se ve claramente a (José) Mauricio Moret torero que en este año decidió hacer valer lo que vale y que es reteharto y aunque ya se adjudico ‘La Faena de la Temporada’ anda jarioso y va por todas aquí, para así poder ir luego por las de allá, ‘El Payo’ un valiente  que en cuanto le agarre el balancín a la serenidad dando pie para que le brote la claridad del toreo frente al toro, les puede poner los pañuelos a los jueces  en las manos, Arturo Saldivar es otro al que hay que calibrarle el acelerador y ponerlo a tiempo pa’que camine bien chulo, Juan Pablo Sánchez trae un bandera de muchas estrellas porque nació para volar por el universo de los elegidos y ni duda que va a escribir su nombre en el firmamento con ribetes de Arco Iris, Diego Silveti aunque no se le quiera ver  todavía es un torero en ciernes con tintes de misterio y a la vez de esperanzas,   así que esperemos que en la de aniversario asegunde  y a otra cosa.

Y solo unas líneas sobre las hipótesis del por qué no se apalancó a Arturo Saldivar en el cartel estelar del 5 de Febrero y que obviamente obedeció a que la empresa y la administración del torero visionaron erróneamente el triunfo de Saldivar (4 aretes y una cola) y dado que este se había dado al inicio de la temporada era imperante que el torero tenia que asegundar y debieron de haber buscado su repetición a como diera lugar, lo que no ocurrió y si a eso le sumamos que a la hora de que la empresa le aviso que torearía la de aniversario al mismo dinero que la del triunfo, el torero ‘deshojo la Margarita’ entre aceptarla en esas condiciones con el aliciente que un triunfo en esa fecha lo catapultaría muy alto o exigir el doblete de lana y como las cosas le han rodado muy bien aquí y en España en donde abrirá la temporada clavado en el cartel cumbre de Las Fallas de Valencia al lado de Enrique Ponce y Sebastián Castella con la codiciada corrida de Zalduendo, pues optó por aquello de si no hay parné, no hay torero y ahí se ven. Así lo señaló Juan Pablo Sánchez en su arribo a Aguascalientes.

Fuente: (suertematador.com)

Los carteles de aniversario ¿Una broma?

Los carteles de aniversario ¿Una broma?     

Firma: Nadlleli Bastida

El sitio web de Televisa Deportes informa en una nota y publica en video una entrevista en la que el empresario Rafael Herrerías dio a conocer que la tarde del miércoles 25 de enero en un programa de televisión de manera exclusiva o en primicia los carteles para las dos corrida del 66° Aniversario de la Monumental Plaza de Toros México. Según dicha información los carteles están confeccionados de la siguiente forma:

Sábado 4 de febrero: toros de Barralva (no aclara si serán siete u ocho) para la rejoneadora portuguesa Ana Batista, a pie Alejandro Talavante, Joselito Adame y Octavio García El Payo.

Domingo 5 de febrero: ocho toros de Xajay para Julián López El Juli, José María Manzanares, José Mauricio y Diego Silveti.

De esta forma, y a pesar de que la empresa no ha realizado el comunicado oficial a todos los medios como regularmente ocurre, la noticia se podría dar como un hecho, a menos que las declaraciones citadas de Herrerías a la empresa televisiva más importante del país sean imprecisas.

¿Y la lógica empresarial?


Pues bien, el cartel del 5 de febrero, el día del aniversario propiamente no sorprende. Al inicio de la temporada se manejó de manera extraoficial que Enrique Ponce tenía esta fecha y por ello no se pudo negociar con Morante de la Puebla que pedía también estar en ese cartel para venir a la Temporada (y una suma hasta desproporcionada de dinero), incluso se rumoró que José Tomas también pidió la tarde del Aniversario. Finalmente es El Juli quien parece tomar ese sitio.

A finales de 2011 José María Manzanares anunció en su twitter que vendría a La México para el 15 de enero y el 5 de febrero. Más tarde, ya en el 2012, a través del mismo medio, informó que no reaparecería el día 15 pero no descontó poder estar para el 5 de febrero. Días más tarde confirmó que haría el paseíllo en esta importante efeméride. Más allá del llevar y traer por parte del alicantino, no ha todo el mundo taurino de México termina de convencer el pase directo al aniversario. Que la flamante temporada europea que Manzanares tuvo este 2011 se siguió muy puntualmente en nuestro país es verdad, sin embargo, aunque los méritos puedan ser de la mayor valía, se supone que es una fecha que viene a ganarse aquí (el mismo Enrique Ponce es ejemplo de esto). Además, pese a que todos los “aficionados cautivos” estén al tanto de las hazañas de Manzanares, la verdad es que para el gran público es un gran desconocido. Dicho en otras palabras, se le está regalando el escaparate y el premio.

Por parte de los dos toreros mexicanos, José Mauricio y Diego Silveti su inclusión es no sólo la más lógica, sino la más merecida, pues junto con Arturo Saldívar, Joselito Adame, Fermín Rivera y hasta Juan Pablo Sánchez son los toreros que han tenido las actuaciones de mayor firmeza y valía de la temporada. Por ello, también el cartel del 4 de febrero resulta el más desconcertante. Una broma del mal gusto.

Para empezar, ¿quién es Ana Batista en México? Que quede claro, no se descalifica de ninguna manera a la rejoneadora portuguesa, por el contrario, al ser una torera a caballo completamente desconocida en nuestro país no tenemos elementos aún para emitir juicios. Esa es la querella y volvemos al punto. En México, en la Plaza México se entiende, hasta hoy, que entrar en los carteles de aniversario es un privilegio, un premio a los toreros que sobresalieron durante los doce o catorce primeros festejos de la temporada. Incluso, cuando antes de iniciar la temporada llega a trascender que algún torero, extranjero por supuesto, ya tiene la fecha, se cuestiona que sin más le sea otorgada esa prerrogativa.

¿Y los rejoneadores mexicanos? Tenemos un Jorge Hernández Gárate que en todas las plazas de la República ha hecho méritos para venir a la temporada. Rodrigo Santos, un rejoneador experimentado que junto con Jorge le han dado la pelea a Diego Ventura en muchas tardes; y aunque quizá no se alcance todavía el nivel tan alto que tienen Ventura o Hermoso de Mendoza, la verdad es que tampoco quedan mal al lado de ellos. Que están pidiendo venir con dos toros como se anuncia a los dos ultramarinos no está mal, por el contrario, nos parece justo. Pero la empresa prefiere entonces cumplir la condición de Alejandro Talavante de no abrir la plaza (aspecto que si cubrirá El Juli) en lugar de otorgarle un sitio digno a un torero mexicano. No sea también que a Manuel Martínez Erice le parezca mal y entonces los toreros mexicanos se pueden olvidar de ir a Las Ventas.

Así el torero extremeño llegará a su tercera tarde en la temporada, sin una contundencia tal que lo sostenga, aunque es cierto que ha perdido varias orejas con la espada, incluyendo los “extra innings”

Joselito Adame es pues, el único torero de este cartel que tiene derechos plenos para estar en las tardes de aniversario. Él, junto con Fermín Rivera, por citar a los toreros jóvenes, sumaríamos a Zotoluco -con un toro de regalo-, han cortado las orejas más válidas y merecidas de la temporada. (Nos referimos a orejas en unidad, pues dejamos los aparte los rabos que cortaron Silveti y Saldívar, incluso a José Mauricio y Juan Pablo Sánchez, que sin apéndices no se les resta valor a sus actuaciones, aunque no debemos olvidarnos tampoco de Mario Aguilar).

Se citan solos dos o tres nombres: Arturo Saldívar, Mario Aguilar y Fermín Rivera. Tres toreros con méritos. Fermín Rivera no tuvo la mejor suerte en su repetición y es verdad, la falta de rodaje le pesó, pero lo volvemos a decir la oreja que cortó al toro de Villa Carmela está por muy por encima de muchas; entre ellas las dos que ha cortado Octavio García El Payo que no sólo le han sido protestadas, sino que en conjunto sus dos actuaciones han quedado muy lejos de lo que este torero podría dar. Las únicas explicaciones que encontramos es la entrañable amistad que lo une a la familia de los Álvarez Bilbao, propietarios de Barralva, o la numeralia, que, en el caso, Mario Aguilar también suma dos orejas en dos tardes, con la diferencia de que no le fueron protestadas.

¿Y Arturo Saldívar? ¿Por qué no ha repetido? Se tenía tal vez la esperanza o el consuelo de que se le estaba administrando y no volvería hasta el aniversario. El hidrocálido sí que se había ganado el boleto directo. Sin embargo, se dice que el problema es de dinero o de visceras. ¿Muchísimo dinero? ¿La taquilla para esa tarde no dará para pagar honorarios altos? ¿Será estratosférico el precio que se está poniendo Saldívar? Entonces, ¿Ana Batista y El Payo van por una cantidad casi representativa? De visceras por haber regalado el toro en la inauguración. ¿Acaso para regalar un toro no se requiere el concentimiento de la empresa? Pero cuatro orejas y un rabo, y el deseo de los aficionados de ver a este torero no son argumento. ¿Cuáles son entonces los de Ana Batista u Octavio García?

Este cartel no es sólo digno del aniversario, sino que resulta una combinación totalmente desproporcionada y fuera de cacho para cualquier tarde.

El cuestionamiento es también de carácter empresarial. Sí se diseña una temporada con una apuesta absoluta por los jóvenes, por el relevo, por qué cuando se puede consolidar ese proyecto se olvida esa línea por completo. Para después, será tarde. Que es una generación a la que le falta mucho, mucho trecho, es verdad, pero ¿Qué la apuesta no era abrirles toda la cancha, o todos entendimos mal? O esto es una broma.

Vaya forma de defender la fiesta. Vaya forma de motivar a las nuevas generaciones de toreros y aficionados.

Fuente; (opinionytoros.com)

La Disculpa de la Sinrazón – Breve salida a hombros de Castella en La México

Una disculpa: la “calidad” del encierro. La sinrazón: la “comodidad” de los toreros. La razón de la culpa: el técnicamente irreprochable trasteo de Sebastián Castella desvirtuado por el brevísimo oponente de San Isidro al que enfrenta y la colocación de su espada. Derrota ganadera y también para “Zapata” y “Payo” que en pleno tobogán quedan relegados.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA.

Se desinfla el encierro conforme corre el dorado y peinado ruedo de la Monumental México, tan majestuosa como abierto y claro es el cielo del domingo en Mixcoac.

Así como la corrida, chica y mansa en lo general, aire pierde “El Zapata” que en horas bajas tiene una tarde a lo sumo difícil, como hace tiempo no le vemos de mal. Ocurre que recibe en buen modo al negro, basto y feo que abre plaza. Todo en orden en el caballo, bueno el quite chicuelinero y claro, el gentío se alebresta y “Zapata” se carga todo toro en banderillas.

Contrario a agarrar aire, el toro se queda parado al piso. Banderillas desiguales dan lugar para la guasa allá por la Porra Libre al quitar “Zapata” un par delantero y caído: “¡De una vez todas!” No podrá ser con la muleta porque Uriel no lo ve claro, el toro a menos y el torero aun a peor con el doble aviso y la doble visita a la lona taurina. Un toro le ha quitado al descabellar los pies del piso al torero que ayer parece tener la mente en otra corrida.

Menos puede ser con el cárdeno y fino cuarto. Aquí la falta de fuerza condiciona desde salida. César Morales pega bien pero ante un torero toda categoría y entero como este gran piquero, no puede tener un enemigo tan pequeño. Gran capotazo de Gerardo Angelino y meritorio tercio de banderillas de Moreno, incluido un gran par al violín por dentro, poco abonan en que progrese el toro.

Se diluye el toro a la par que el torero y la expectación de la gente. Grisura en Uriel, hoy no le ha ayudado ni el terno. Apenas algún natural suelto y no más. Mal con la espada y hasta el puntillero le juega contras. Abucheo y nuevo aviso.

La corrida, es poca cosa. Nuevo grito de “¡Novillero!” ante la salida del brevísimo, estrecho y nada intimidante segundo. La cosa comienza mal cuando los toros no dan miedo. Sebastián Castella se gusta genuflexo –no rodilla en tierra como dicen algunos, hay diferencia por favor- en esa especie de tijerilla de la cual, anovilladamente, el toro brincotea pero el torero se hace de él.

Ya de pie los parones son efectivos y lucidos, lo mismo lo suave del remate, lleno de temple. Castella calcula preciso y exacto no solo el castigo, donde Don Ángel Juárez destaca, sino el terreno en el cite a favor de la querencia para su enésimo quite por chicuelinas, gira con la mano alta y vuelve a brillar su cadencia sobre todo en la verticalísima planta.

José Chacón es un torerazo, así de claro. Lo demuestra tanto con su vestido, gris y plata – el precioso traje que conmueve la canela del rostro de una señorita en barrera- como con los palos delante de este “Habanero” al grado de saludar y a la brega en el quinto también.

El toro bien lidiado generalmente se encela y eso consigue la cuadrilla de Castella, encelar de modo tal que el burel de pronto se arranca. Lástima grande que Luis Castañeda nos impide ver lo que habría de ser un momento bueno, a toro arrancado, el brindis interrumpido deja a Castella en la posición que algún día “Cuqui de Utrera” tuvo en Sevilla o el propio Enrique Ponce en la Plaza México con “Xoconoztle” de Marco Garfías, comenzar la faena antes de brindar.

Los cuidan tanto que terminan por descuidar la maravillosa imprevisibilidad del arte. Donde está la virtud.

No importa para Castella que comienza con el pre concebido pase estático que muestra, además de la poca cosa que es el burel, que el astado está más pendiente de “atacar” con el hocico que con los pitones en complejo casi doméstico, lejano. Agreguemos a esto que, como toda la corrida, tiene “Habanero” la tendencia a rascar. ¿Será bravura?

Sobre la derecha, sobre la línea, con temple siempre y variado en los comienzos, derechazos se entrelazan con serenidad, siempre en los medios, Castella añade a la quietud el temple, simple en su empaque pero siempre técnicamente sobresaliente. Rompe y anticipa la muñeca a la intención del cornudo de escabullirse, cambios de mano anteceden pases de pecho.

Tras intento con la zurda viene un inexplicable desarme. Hoy todo se perdona, peor aun, se premia. Pero hay que decir que contesta Castella con una gran tanda de derechazos, quizá la mejor. Remonta el tropezón de singular manera, rotundo y más lento si cabe. La faena crece, incluso en cercanías donde justo da la impresión que su concepto se agota tanto como se acortan las distancias.

Ahí, en lo cortó, vuelve sobre la zurda y destacan muñeca y temple ante del breve ejemplar. Anticipa movimiento de su aniñado rival, gana la partida ante el ahogo del cuadrúpedo y el afrancesado desplante corona la obra. Pero aun queda algo. Cierto es que: “Prometed un caramelo a un niño y lo seguirá hasta el fin del mundo” La muleta de Castella, tomada de la punta del estaquillador –cual la envoltura de los dulces de los abuelos sigue el cárdeno que la toma entregado y a más. La Plaza ruge.

“Habanero” en afrancesada y operística referencia, es lidiado al límite por su “Toreador” que expone y piramida sus más ocultas virtudes. Todo el mérito es del de alamares. Pero su trapío es una parodia de la obra de Bizet que no se toca nunca por retazos como si salen – a veces- los toros del toril.

Sebastián se alinea poquito fuera del pitón derecho. Mata de entera, trasera y caída, al volapié en la suerte natural. El toro se rinde pronto. La autoridad suelta correctamente una y dispensa desarme y defecto en la estocada para aflojar otra. Dos orejas, vuelta al ruedo y triunfo en desproporción del enemigo enfrentado, corto como su sienes, breve como “la media luna de las astas de su frente”

Contento se va Castella, veremos si la obra sobre pasa la prueba del tiempo. Como no la pasa su serio segundo enemigo, el que más del encierro, que se queda ayuno de todo. Bien Raúl Bacelis en banderillas y, otra vez, Chacón a la brega. Una tanda y no más desplomado el isidro, diluido el color de su divisa.

Paradójicamente “El Payo” un torero que tiene clase acaba, a lo José Zorrilla, “de rodillas y a sus pies” los del toro de la contrariedad. Su triunfo más grande llegó en 2009 con un toro, inolvidable, de San Isidro, su hora más baja con toros de esta casa.

Le descubre tranco en la muleta al feo tercero. Pero, tras susto con la izquierda, la escasa serenidad de pies y de cabeza, impide volver a ese pitón tras tandas a velocidad crucero con la derecha. Siempre igual, siempre aplanando sin conseguir profundidad se ve sorprendido García e incluso pitado tras no poder, según le dijo a su apoderado, ni siquiera con el descabello. Penosa escena.

Con el sexto arrea. “Payo” conoce el oficio, sabe que requiere cada toro. Cuando al sexto, manso siempre, le descubre al estar cerca, templado y próximo a las tablas, vienen cuatro buenos derechazos. Pero sus remates, corriendo y a la trágala llevan a la división. Paliza al queretano que alebresta al público que jalea incluso el dejar pasar del torero que queda sin ataque ni contraataque.

Cobra una buena estocada y con la paliza sumada suelta Gil Torres – con el criterio y el prestigio así, a medias- la oreja que es evidentemente pitada. Antes autoriza el regalo del “Payo” que acaba en el piso tras intentar, como una tarde en Madrid, recibir en los medios. Pena que el toreo de clase se reduzca a esto. Paso atrás en las verónicas, lamentable. Mala suerte al clavar el precioso regalo los pitones en la arena. Mal y de malas.

Paso atrás en el cite con la izquierda, increíblemente, hoy talón de Aquiles, otrora arco y columna de su toreo –revisen “Arte Puro”. Pinchazos, contrariedad… ignominia. Pena que este joven se muestre más perdido que nunca. Lo necesitábamos.

Tanto como requerimos el toro. Porque lo anovillado –llámenle como quieran veedores y reptiles taurinos- lejos está del arte, que como en el toro, siempre es madurez. San Isidro estira la liga y ésta se revienta. Las revoluciones de la marcha del toreo son demasiadas y no hay tiempo para los relegados.

El toro breve no es una disculpa –en pos de la calidad- es sin duda la razón de la culpa, pero nunca podrá ser la disculpa de la sinrazón.

Aunque Usted, señor taurinerillo, sí lo crea.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2010-2011. Domingo, Enero 22 de 2012. Décima segunda de Derecho de Apartado. Menos de media plaza en tarde fresca con cielo abierto. Algo de viento al inicio, apacible después. Mucho ambiente y gente guapa en los tendidos. Reventa descarada.

7 Toros, 7 de San Isidro (Divisa Azul rey, amarillo y rojo) Desiguales y chicos en general. Impresentable el segundo, nobilísimo y anovillado. Homenajeado injustamente con el arrastre lento. Débiles en general, descastados y sosos.

Uriel Moreno “El Zapata” (Teja y pasamanería blanca) Pitos tras dos avisos y División tras aviso. Sebastián Castella (Malva y oro) Dos Orejas y leves palmas tras aviso. Octavio García “El Payo” (Marino y oro) Pitos tras aviso, oreja protestada y división en el de regalo. Castella salió a hombros.

Destacaron a la brega, Gerardo Angelino, Sergio González y José Chacón, quien saludó tras parear fenomenalmente al segundo de la tarde.

Nueva mala tarde de Gilberto Ruz Torres en el biombo al otorgar la segunda oreja a Sebastián Castella y el arrastre lento al segundo.