Cuánta falta hace Pepe Alameda

Por: Rodolfo Ramírez

El domingo pasado regresando a la ciudad de México un imprevisto me impidió llegar a tiempo a la Monumental México, así que organice con otros amigos que venían conmigo para ver la corrida de toros por televisión.

Leer más...

Lirio entre cardos

Por: Paco March

Perdone el lector la cursilada del título pero, si llega al final del artículo, quizás la justifique.

El panorama (el taurino y el otro) pinta azuloscurocasinegro y cada cual apunta culpables a falta de soluciones. Los de los toros nos enzarzamos en bizantinismos, en guerras fratricidas, a falta de mayores dósis de imaginación (ahora toca eso de las encerronas  y los estamentos administrativos y empresariales siguen en Babia. A todo ello y con tanto bla, bla, bla, cada vez se habla menos de toros. Por eso cuando alguien lo hace (en este caso, en forma de libro) conviene pararse. Y si lo que se lee cautiva ya desde el título y te atrapa en el contenido, la alegria es doble.

Leer más...

Antitaurinos que comen carne

Paula Juncal

Hay quienes están a favor de las corridas de toros, dicen que es una tradición, un arte (...). Hay otras personas que ni están a favor ni en contra de las corridas de toros, simplemente les resulta indiferente. Y, por último, están las personas antitaurinas. Todas aquellas personas que critican las "corridas de toros" porque dicen que es una salvajada.

De los dos primeros grupos, se puede decir que no están nada sensibilizadas con el sufrimiento animal. Pero, ¿hasta qué punto están "de verdad" sensibilizadas con el sufrimiento animal las personas antitaurinas?

Estas personas se basan en que los toros sufren lo inimaginable en los ruedos, pero, ¿se han parado a pensar en todo lo que llegaron a sufrir los animales que acabaron formando parte de sus menús diarios? Gallinas, cerdos y vacas, encerrados en minúsculas jaulas, sin ver la luz del sol y sin ver el verde de los prados, alimentados con hormonas y pariendo constantemente como si fuesen máquinas para después ser separados de sus crías. Y, cuando ya no son productivos, son asesinados en un matadero de forma brutal.

¿Si los antitaurinos dicen estar en contra de las corridas de toros porque es una salvajada, no deberían estarlo también de comer carne que, al fin y al cabo, es otra salvajada más? Además, quisiera añadir que hay gente que sí come carne de toro, ¿quiere esto decir que si la carne de toro constituyese una parte fundamental de nuestra alimentación, las corridas de toros ya no estarían tan mal vistas por los antitaurinos? Al fin y al cabo, la vida de las gallinas, cerdos, patos, ovejas y demás animales que nos comemos, no tuvieron una vida mejor de la que tuvieron los toros de lidia.

Por lo expuesto, quiero decir que ser antitaurino y comer carne es una incoherencia egoísta del ser humano, que se basa en el hecho de que no nos gustan las corridas de toros, pero sí la carne de vaca, de cerdo y demás.

La única coherencia posible para la gente antitaurina en contra del sufrimiento animal es ser también vegetariana. Al fin y al cabo, comer carne es tan innecesario como las corridas de toros.

Nota de la redacción: Habría que preguntarles a los antitaurinos de qué están hechos sus zapatos, bolsas, cinturones, etc., claro a menos que todo sea de plástico; aún así seguramente utilizan algún tipo de accesorio que implica la muerte de un animal o inclusive de miles. Que cómo es eso, bueno si se bañaron hoy son cómplices de la muerte de muchos animales, ya que las grandes presas se edificaron destruyendo gran parte de la naturaleza y cuando se abrieron los diques ahogaron a infinidad de animales y no sólo eso, les quitaron su habitat para siempre.Claro si no se bañan, como parece que algunos acostumbran ya casi podrán dormir tranquilos.

San Mateo envió una corrida de TOROS

Por: Pepe Mata

Este domingo 6 de enero del naciente 2013, los Reyes Magos han traído como luminoso obsequio la grandeza que otorga el AUTÉNTICO TORO para la Fiesta, para el gran público que degusta de este mágico espectáculo, para el propio coso titular de México, y fundamentalmente, para los TOREROS DE VERDAD.

¡NO!

No fue necesario que se anunciara desde el reciente domingo que publicamos las fotos de este encierro, cuando apenas partían de San Mateo para la Monumental México, que son TOROS, ni tampoco que lo reiteráramos este miércoles cuando hemos hecho del dominio público las gráficas que ya los muestran en los corrales del coso de Insurgentes.

Ahí se acaba el mito, o el engaño, de que el pequeñajo es el toro mexicano, porque cuando adquiere la plenitud de su edad aparece el esplendor de su trapío, y por ello, y sin lugar a dudas, podremos decir que el próximo domingo iremos a ver…

… ¡una corrida de TOROS!

No sé como vayan a salir, deseo que sean bravos, encastados, que hagan honor al Encaste del Marqués del Saltillo, y que una vez que sean dominados por la técnica, el valor natural, la serena inteligencia de los toreros, haga acto de presencia la clase, calidad, recorrido, emotividad de cada sanmateo, con el fin de que el artista en turno, a través de la inspiración, regale auténticas obras de arte, producto del poder del sentimiento.

Y con esto, también se acaba el otro mito que han impuesto ciertas figuras ultramarinas, que intenta convencer a todos allá, de que en México el toro es tan pequeño como agradable e inofensivamente cómodo, y resulta más sumiso que una hermanita de la caridad.

Iré con gusto el próximo domingo a la Monumental Plaza de TOROS México, y seguro estoy que muchos así lo harán, porque cuando aparezcan en el redondel cada uno de estos dijes, darán razón de ser a la grandeza que representa la luminosa Fiesta de TOROS, y entonces sí podremos decir que en el redondel está:

EL TORO AUTÉNTICO PARA EL TORERO DE VERDAD.

¡Qué así sea!

___________

@PERIODISTAURINO

Fuente: (torosenelmundo.com)

¡Paso a Padilla!

Ocho con Ocho: Luis Ramón Carazo

Los casi ocho mil aficionados que acudimos el domingo 17 de diciembre de 2012 a la Plaza México salimos con la frescura de una tarde en la que fuimos testigos de la voluntad de acero de un ser humano que decidió para vivir ser torero.

Verle partir plaza en La México con la sonrisa en los labios saboreando el paseíllo con Federico Pizarro y Joselito Adame de alternantes y con las cuadrillas de a pie y a caballo que les seguían, fue un  gesto muy emotivo. Al dar el paso para salir del túnel de las ilusiones de las cuadrillas su voz cimbró al gritar “suerte para todos”

Leer más...

La imposición de bovinos descastados por las figuras, fastidia al festejo

Por: José Mata

Seguramente los exagerados coberos darán puntual ejercicio desvergonzado y laudatorio para el ganadero, pisoteando sin piedad la grandeza del TORO BRAVO… nosotros ¡no! Ya son muchas tomaduras de pelo para el respetable, como para todavía permitir que el engaño continúe incrementándose hacia el infinito, y la falta de respeto que se ha perpetrado contra una manifestación del arte… la Tauromaquia, que debe ser luminosa, plena de grandeza; resulte lo contrario, merced a esas INACEPTABLES IMPOSICIONES de las que hacen gala esos toreros que se dicen figuras.

Leer más...

Se fue una época

Ocho con Ocho - Se fue una época

3 de diciembre de 2012/Luis Ramón Carazo

Y no piense que estoy exagerando. Para quienes vivimos la temporada de novilladas que transcurrió entre 1982 y 1983 jamás se nos olvidará mientras vivamos,  las tardes gloriosas con lleno hasta el reloj de La México en la disputa gallarda de las palmas de tres toreros que marcaron un hito en su ruedo.

Leer más...

Partiendo Plaza - Estamos en lo cierto

Partiendo Plaza - Estamos en lo cierto

29 de noviembre de 2012/Adiel Armando Bolio

Amigos de la Fiesta Brava hace algunos días en un diario de circulación nacional el que fuera torero, empresario, apoderado y recientemente inmerso en el periodismo taurino, me refiero al ahora colega José Manuel Espinosa, aseveró con motivo del triunfal festejo del domingo pasado en la Monumental Plaza México que pareciera como si estuviéramos viviendo una nueva “época de oro del toreo”.

Leer más...

Sublime

Ocho con Ocho -

20 de noviembre de 2012/Luis Ramón Carazo

Hay tardes en las que se presagia un hecho inusitado, una o varias faenas que quedarán para la posteridad en la memoria colectiva de los testigos en la plaza de toros y en los diferentes medios de difusión.

Leer más...