Adame arrebata oreja en Madrid

Por: Jaime Oaxaca

Lo hizo Lorenzo Garza en abril de 1934 y se consideró una hazaña. Lo hizo Joselito Adame hace unos días, evidentemente, también es una hazaña.

No se trata de comparar a los toreros, sólo sus gestas y gestos. Ambos se tiraron a matar a cuerpo limpio, sin muleta. Ambos en Madrid, en diferente plaza. Garza novillero (había renunciado a la alternativa), Adame matador de toros. Garza pinchó, se tiró nuevamente ya con muleta. Adame dejó una estocada fulminante, el toro cae muerto a los tres segundos de entrar la espada.

En ambos festejos el primer espada se va a la enfermería, ya no regresó al ruedo. Cecilio Barral, el 14 de abril y Francisco José Espada, el 27 de mayo.

“El Ave de las Tempestades” se tiró a matar a cuerpo limpio por la rivalidad que tenía con Luis Castro “El Soldado”, con quien compartía cartel. El Soldado en un gesto de valentía, tira la muleta y saca un pañuelo para usarlo como engaño, con el diminuto lienzo blanco se tira a matar. Lorenzo Garza tira la muleta y no usa pañuelo. Esa rivalidad provocó que los anunciaran mano a mano a la semana siguiente y todavía una más.

Adame no estaba enclavado en alguna rivalidad, simplemente la tarde estaba sin éxito. El cierraplaza lo lidió en lugar del compañero herido; cuajo algunos buenos naturales, se la jugó poniendo la muleta atrás de su cuerpo para los últimos pases de la faena.

En seguida, se perfiló, echó la espada arriba, de pronto arrojó la muleta a la arena y se tiró a matar exponiendo el corazón. La estocada queda en magnífico sitio. En el encontronazo Joselito sale rebotado, el toro hace por él, lo echa a la arena, pero no le da tiempo de más, cae fulminado encima de las piernas del torero. Las cuadrillas ayudan al matador a salir debajo del toro.

La plaza entera entró en clímax, solicitó en forma unánime la oreja para Adame, ésta es concedida. La hombría y valor del mexicano convirtió una tarde anodina en una triunfal, la giró 180 grados. El arrojo del aguascalentense encendió los fuegos artificiales del coso más importante del mundo.

Lejos de admirar la determinación y las ganas de ser de Adame, hay aficionados que consideran que Joselito hizo mal, lo califican con adjetivos ofensivos. Será que esos aficionados piensen lo mismo de la hombrada realizada en la capital española por Lorenzo Garza hace 83 años. O simplemente les cae mal el diestro de Agüitas.

Sin embargo, existen puntos de vista que no pueden echarse al bote de la indiferencia.

Por ejemplo, el doctor Máximo García Padrós, cirujano jefe de la plaza de toros de Las Ventas, quien atendió a Joselito del encontronazo con el burel. El médico de los toreros anotó en el parte médico: “contusión de cresta ilíaca derecha. Erosiones múltiples en cuero cabelludo”. En entrevista televisiva el galeno deja entrever que ese toro pudo haberlo matado: “No te explicas como es que (Joselito) se tiró al pitón y (el toro) no le dio”.

Joselito no se salió de la suerte, dio el pecho; literalmente, se jugó la vida.

Es posible que aquellos que critican a Adame por la forma heroica de tirarse a matar, estuvieran hablando mal del diestro si no hubiera tocado pelo.

Quizá estuvieran diciendo que Joselito tendría que haberse inventado algo para cortar las orejas, que si los toros no ayudaban al torero debería ocurrírsele lo que fuera con tal de emocionar al público venteño; que si los toros no embestían, él debería embestir; en fin, todo eso que se dice.

El diestro de 28 años de edad y 10 de alternativa Lo hizo y de todos modos le tunden.

Joselito Adame aún no es figura en España pero está haciendo méritos para lograrlo. Es su sueño.

En México fue niño torero desde los 9 o 10 años que empezó con Pepe San Martín. Se fue a Europa a los 14 años de edad, estuvo en Escuela de Taurina de Madrid, debutó los 16 en una novillada con picadores en Francia.

Quizá desde Rodolfo Gaona, un diestro mexicano no cambiaba su lugar de residencia. Adamé vive en España desde 2003, ya son 14 años que dejó todo con el objetivo de ser una figura del toreo.

En México aún le restan méritos. Es cierto que ha cometido algunas triquiñuelas, pero desgraciadamente así es la fiesta mexicana, él es el único que podría cambiarla, a condición que su administración y el mismo Adame decidan respetar el estropeado toreo mexicano.

En 2015 cortó una oreja en Madrid, el año pasado no se arregló con la empresa, este 2017 firmó dos corridas, le queda la del 8 de junio. Por lo pronto, Adame arrebata oreja en Madrid.

Image may contain: 4 people, horse and outdoor

 

Image may contain: one or more people and outdoor

 

Image may contain: one or more people, horse and outdoor

 

Fotos Plaza Las Ventas e internet.